domingo, 7 de junio de 2009

Que tonto es mi tomtom

Antiguamente, cuando alguien tenía que venir a verte te preguntaba cómo se llegaba y tú te esforzabas en dar toda clase de explicaciones para evitar que se perdiese y llegase de la mejor manera posible a tu destino. Ahora esto ya no hace falta, es que ya ni te lo preguntan. Te dicen: "no te preocupes, tengo GPS". Ah! Pues vale, yo pienso, tú mismo...

Y es que yo también tengo un navegador GPS y sé cómo se las gasta. Mi "tonto" y yo tenemos una relación de amor odio desde hace ya bastante tiempo. A veces, es cierto que me ha sacado de algún apuro, pero otras se pone de un pesado en que coja determinada ruta cuando yo insisto en que no quiero. Y por mucho que él diga "recalculando ruta" intenta que vuelva a la ruta inicial que él me había indicado. Que aunque yo siempre le marco que coja la ruta más rápida, a veces me da unas vueltas turísticas que no veas. Unos "caminos de cabras" bucólicos que hace que te preguntes por qué no mirarías en el mapa las carreteras con nombre pavimentadas que tendrías que haber cogido. Porque supongo que los fabricantes de mapas en papel tienen que haber notado en sus ventas el bajón por la extensión del uso de los GPS. Estamos en la era de la tecnología digital. Se acabaron esos mapas de papel enormes que nunca sabes cómo volver a doblar y siempre se acaban rompiendo.

Pero poner toda nuestra confianza en una máquina no siempre sale bien. Muchas veces le cuesta bastante encontrar el satélite GPS, así que tienes que esperar, otras se queda sin batería, otras no tiene los mapas suficientemente bien actualizados y no te indica que cojas las nuevas y maravillosas carreteras, o te indica por sitios que ya no existen... Y una noticia reciente dice que el desgaste de los satélites pondrá en peligro la fiabilidad del GPS en el 2010 debido principalmente a la falta de fondos.

Así que, lo mejor, sigue siendo utilizar el sentido común y salir antes de casa con la ruta más o menos aprendida, y no olvidarse de llevar los tradicionales mapas de papel de toda la vida en el coche, sólo por si acaso. Ah! y lo bonito que es a veces perderse y no saber dónde narices estamos y preguntar a la gente para que nos indique...

domingo, 24 de mayo de 2009

Barçalonitis


El otro día hablando con una compañera me comentaba que tenía un examen oficial el próximo miércoles 27 de mayo y que los alumnos estaban pidiendo un cambio de día del examen, para no tener que perderse ni un minuto del ansiado partido de la final de la Champions que enfrentará al Barça contra el Manchester en Roma. Finalmente han conseguido el cambio, porque el profesor tenía el mismo interés que los alumnos.

A mi nunca dejará de sorprenderme que un partido de fútbol pueda ser tan determinante. El próximo miércoles no importará y no se hablará de otra cosa que no sea el Barça. Las calles se quedarán desiertas en Barcelona y sólo los locales de ocio que ofrezcan el partido tendrán público. Después de ganar la Liga y la Copa del Rey existe un nuevo síndrome: la barçalonitis. Que puede llegar a su máximo nivel de alerta y gravedad si el Barça se proclama finalmente Campeón de Europa. Será entonces cuando la histeria colectiva se apoderará nuevamente de la ciudad. Las autoridades competentes y fuerzas de seguridad ya se están preparando y posiblemente no dejen acercarse a nadie a las Ramblas, ni a la fuente de Canaletes, y buscan un lugar alternativo para la celebración.

Pero mientras, la barçalonitis se propaga por toda la ciudad. Sólo hay que pasear o moverse por Barcelona para darse cuenta. A modo de ejemplo, el pasado miércoles, a una hora temprana como son las 9 de la mañana, de camino a una reunión de trabajo, me crucé con un coche con las ventanillas bajadas y el himno del Barça a todo volumen que repetía una y otra vez. Sin duda un caso de barçalonitis aguda. Muchos comercios tienen en sus escaparates mensajes de apoyo al campeón. La gente tiene colgadas las banderas del Barça en las ventanas. Y otro ejemplo, en una conocida librería de Paseo de Gracia que me paré, todo el escaparate estaba lleno de libros del Barça (nunca hubiera supuesto que pudiese escribirse tanto sobre un equipo de fútbol): la biografía de Guardiola, toda la historia de éxitos del F.C. Barcelona, calendarios del Barça, etc. y justo en el medio un libro que aportaba un toque de humor del escaparatista, sin duda: "Soc perico, i què?" (Traducción: Soy del Español, ¿qué pasa?).

Y como curiosidad, para los que van a Roma, Lonely Planet ha editado una guía de viajes para la final de la Champions League de fútbol, que se puede descargar gratuitamente aquí. Y que además de decirte cómo llegar, cómo ahorrar en restaurantes, hoteles, dónde ir de marcha, etc. te enseña un poco de italiano relacionado con el partido. Por ejemplo, ¡Gol! en italiano es Rete! y ¡Fuera de juego! es Fuorigioco!. Y si finalmente el Barça gana hay que decir: Il Barça è Campione d’Europa!

En fin, yo también soy culé y le deseo al Barça lo mejor y que gane el miércoles. Pero lo que tengo claro es que gane o pierda no me va a quitar el sueño.

jueves, 14 de mayo de 2009

Tuiteando



Hoy tras ver el anterior vídeo humorístico he recordado que un día creé una cuenta en Twitter y no la he vuelto a utilizar. ¿Por qué la creé entonces? Es una buena pregunta. Pues porque leí en un artículo que todo buen blogger tenía que tener una cuenta en Twitter y como yo estaba introduciéndome y aprendiendo sobre ello, me decidí a crear mi cuenta, pero no he tenido tiempo de investigar bien sus posibilidades y de saber si me gusta o no. En un inicio la idea de estar diciendo qué estás haciendo en todo momento no me gusta y no me veo muy capaz de aplicarla, pero he leído que hay otras posibilidades, así que me he propuesto darle una oportunidad. Últimamente no paro de leer noticias sobre Twitter. Ha llegado el momento de Tuitear!

Mi cuenta de Twitter: http://twitter.com/curconet

miércoles, 6 de mayo de 2009

Se alquilan coches a mujeres

El otro día me quedé con la boca abierta al ir a leer el diario francés Le Monde, no por las noticias en sí, sino por unos banners en portada de la empresa de alquiler de coches SIXT que dicen literalmente: “OUI, NOUS LOUONS AUSSI AUX FEMMES”, que traducido quiere decir: “SI, NOSOTROS TAMBIÉN ALQUILAMOS A MUJERES”.

Aparte del mensaje, van alternando diferentes imágenes que han sido sacadas de Internet de cómo las mujeres aparcamos de mal: un coche metido en la boca del metro, otro que acaba en una piscina, otro subido en la acera de costado o entre las líneas de dos sitios en batería… ¡Hay que ver qué mala fama que tenemos!

A todos los hombres que se lo enseño les hace mucha gracia, a nosotras es lógico que no tanta… Los banners aún están en dicha página para el que los quiera ver. También aquí podéis ver un vídeo de la campaña.

No hace falta decir que esta publicidad es un “poco” sexista, ¿sí o sí? Aunque por lo que me han contado, parece ser que en Francia son mucho más permisivos con lo “políticamente no correcto”. Aquí en España este tipo de publicidad, sobre todo si hubiese tenido lugar en prensa escrita o televisión, hubiese sido rápidamente retirada y criticada.

¿Que este slogan se basa en una “broma” fácil conocida y ampliamente difundida sobre lo mal que conducen y aparcan las mujeres? Pues sí. ¿Pero es recomendable utilizarlo en una campaña publicitaria? A no ser que tu público objetivo sea únicamente el masculino, ya que a ellos parece hacerles tanta gracia, pero aún así… La veo una campaña demasiado provocadora. Provocar sin duda es lo que busca el anunciante y lograr el máximo número de visitas a la página, que se hable de ellos, el llamado efecto "buzz" de Internet, la reacción en cadena... Que la gente escriba en sus blogs sobre la campaña (como estoy haciendo yo), que se la pasen por e-mail... Aunque, ¡cuidado!, esta táctica puede volverse en contra de la marca. Es mi opinión.

Sin embargo hoy, me he encontrado con un caso escandaloso de precisamente una mujer, que no llevaba L por cierto, que conduciendo un utilitario pequeñito y ante un sitio que casi cabía un camión, no ha sido capaz de realizar las maniobras correctas y tras varios intentos ha desistido y se ha ido… Por favor, ¡no! ¡No les demos argumentos! Yo misma no creo que aparque tan mal… hay cosas que seguramente se me dan mucho mejor, pero al final aparco y soy muy cuidadosa en no dar golpes a los coches, aunque para ello tenga que hacer más maniobras.

En fin, que creo que al final la culpa ha sido mía por utilizar de tanto en tanto Internet Explorer, porque en Firefox tengo instalado un complemento maravilloso llamado Adblock Plus que me hubiera impedido ver los referidos banners… Aunque pensándolo mejor, sin ellos no hubiera podido escribir esta entrada :D

lunes, 30 de marzo de 2009

Que me devuelvan mi hora…

Hoy es lunes y encima arrastro una hora menos de sueño, gracias al cambio de hora de la pasada madrugada del sábado al domingo. Horario de verano lo llaman. Sí, lo sé, mi cuerpo se habituará pronto al cambio y, en teoría, disfrutaré de una hora más de sol, ahorraré en energía eléctrica, y blablabla… Además, ayer perdí casi otra hora cambiando todos los relojes de la casa: el de la cocina, el del DVD, el del TDT, el del satélite, los despertadores de las mesitas de noche, los relojes de pulsera, la hora de los móviles, el relojito del coche, la hora de la cámara de fotos, el reloj del microondas y el del horno… Seguro que se me ha olvidado alguno… Suerte que en los ordenadores se cambia solito.

A mí la verdad, me molesta esto de cambiar la hora dos veces al año con la excusa del ahorro energético. ¿Realmente vale la pena? ¿Se ahorra tanto? Porque yo no tengo esa sensación. Me parece que lo que dejo de gastar por un lado lo gasto por otro. Ahora por las tardes tendré una hora más de sol, pero cuando me levanto por las mañanas ahora vuelve a estar oscuro y he de encender la luz…

Total, que ahora habremos de esperar a finales de octubre para que nos devuelvan la dichosa hora que nos quitan, cuando me volverá a dar rabia, porque aunque me devuelvan mi preciada hora y ese día pueda dormir una hora más, al ponernos el horario de invierno sucederá que anochecerá a las 18h y cuando salga del trabajo será completamente de noche…

¿No es un “coñazo” esto del cambio de hora?